Mis lecturas

Resumen completo de «1984» de George Orwell

By  | 
George Orwell

George Orwell fue un escritor y periodista británico que escribió Rebelión en la granja y 1984. Ambas novelas son una crítica al totalitarismo. En 1984 crea el concepto de «Gran Hermano» que pasa al lenguaje común como crítica a las modernas técnicas de vigilancia y, más adelante, denomina el programa de televisión que lleva su nombre y que mantiene vigilados a los concursantes las veinticuatro horas del día.

1984 – resumen completo

Wiston Smith vive en Londres, territorio perteneciente a Oceanía, en un mundo distópico repartido en tres continentes: Oceanía, Euroasia y Asia Oriental, que están en permanente guerra entre ellos.

Wiston trabaja en uno de los Ministerios del Partido y vive rodeado de telepantallas, a través de las cuales puede ser observado. En su mundo existe la Policía del Pensamiento, que se encarga de captar quién está en contra del Partido. Witson está seguro de que algún día le matarán, ya que a veces tiene pensamientos contrarios al Partido.

El Partido está dirigido por el Gran Hermano, un hombre feo y con bigote, que únicamente ha visto en foto, ya que hay carteles de él por todas partes.

Witson forma parte del Partido. Por debajo del Partido están los proles, que viven en peores condiciones y trabajan para los miembros del Partido, pero gozan de ciertas libertades, ya que no son vigilados. Wiston está convencido de que la auténtica rebelión ha de nacer del proletariado. Los miembros del Partido tienen unas condiciones de vida determinadas por el Partido, trabajan para el Partido y están perpetuamente siendo observados.

En esta sociedad el pasado siempre se reescribe según los intereses del Partido. Si el Partido dice que dos y dos son cinco, nadie lo cuestiona. Wiston ve como las personas de alrededor creen en el Partido a pies juntillas, se espían entre ellos y parecen tontos. No puede hablar con nadie sobre sus impresiones por miedo a ser descubierto.

Durante la Semana del Odio han de gritar e insultar cuando aparece en la pantalla el gran opositor del Partido, un tal Goldstein. Hay una chica morena a la que odia y a la que quisiera violar y golpear. Un día esta chica, Julia, le pasa un mensaje que pone «Te quiero» y Wiston se interesa por ella, ya que estuvo casado pero fue un matrimonio infeliz y solo puede estar con prostitutas proles de tanto en tanto.

Julia y Wiston consiguen verse a las afueras, en el campo, donde creen que nadie les ve. Julia le cuenta que ya ha tenido más parejas clandestinas, que hay mucha gente como ellos, en contra del Partido. Empiezan así una peculiar historia de amor. Apenas consiguen verse, siempre en un lugar diferente, hasta que Wiston alquila una habitación llena de chinches al dueño de una librería de la zona proletaria de la ciudad, el señor Charrington.

Allí pasan las horas haciéndose compañía. Wiston quiere saber más sobre la Hermandad que, supuestamente, es una organización en contra del Partido. Por ello habla con O’Brien un hombre que trabaja en su Ministerio y que parece tener algo diferente en la mirada. O’Brien le cita en su casa y Julia asiste también. O’Brien les dice que pronto les llegará clandestinamente un libro escrito por Goldstein y que cuando lo lean formarán parte de la Hermandad.

Al poco tiempo le llega el libro a Wiston, que lo lee en compañía de Julia en la habitación de las chinches. En el libro se dan nociones muy precisas sobre el funcionamiento del Partido y sobre cómo lavan el cerebro a sus miembros, así como los motivos. Antes de que Wiston acabe la lectura se cae un cuadro, detrás del cual hay una telepantalla y una voz conocida les dice que han sido apresados, es la voz del señor Charrington, que era un policía mental.

Wiston se despierta en el Ministerio del Amor, que no tiene ventanas. Allí hay más presos, algunos famélicos y todos le temen a la habitación 101. Pasan varios meses y Wiston no tiene nada que comer. Va viendo a conocidos, que están dentro por motivos mucho menores que el suyo. Aparece O’Brien, que resulta ser un miembro importante del Partido y su torturador. O’Brien hará que Wiston reciba innumerables palizasy le tratará como si fuera su maestro, quiere que Wiston pierda su voluntad y lavarle el cerebro. Wiston dice que podrá acabar con su voluntad, pero no con sus emociones, el amor hacia Julia.

Pero cuando Wiston entra en la habitación 101, O’Brien tiene preparada para él la peor de sus pesadillas, una jaula llena de ratas adultas y hambrientas dispuestas a devorarlo vivo. En ese momento, Wiston como última salida, pide que maten a Julia de ese modo con tal de salvarse él.

Ha traicionado su amor por Julia, ya está «curado» según O’Brien, ya es un buen miembro del Partido. Wiston vuelve a su vida anterior, ya no tiene voluntad, ya cree todo lo que el Partido diga. Un día se cruza con Julia, la sigue, hasta que ambos hablan y ella le dice que le traicionó. Él admite que también lo hizo. Ya no hay nada entre ellos. Wiston vuelve a su puesto de trabajo. Entonces se anuncia una gran noticia, el Gran Hermano ha ganado la guerra. Wiston es tan feliz, por fin ama al Gran Hermano, por fin es «libre». Una bala atraviesa su cerebro y muere. Fin.

Lo que me ha gustado y lo que no me ha gustado

Me ha gustado que la novela critique el totalitarismo. Me parece una idea genial lo de crear un mundo distópico en el que hay unas reglas absurdas pero que todo el mundo las sigue por miedo. Un mundo en el que eres vigilado en todo momento y cualquier gesto puede acabar con tu vida. Como ficción es muy atractiva.

Sin embargo, se me ha hecho muy pesado. Hay que entender que está escrito en 1949, pero aún así, se repite demasiado todo lo relacionado con el Partido, sus normas, sus ministerios, etc. El hecho de que Wiston lea el libro contario al Partido me ha parecido interesante, pero demasiado enrevesado, poco práctico y muy repetitivo.

Tampoco me ha gustado la historia de amor entre Wiston y Julia, ni me parece coherente que su amor sea lo único que le queda a Wiston tras la tortura, ya que Wiston no llega a amar a Julia de verdad, me parece poco justificado que Wiston le dé tanta importancia al hecho de traicionar el amor hacia Julia. Pero también podría ser que en ese mundo distópico, lo que hay entre Julia y Wiston pueda considerarse amor.

La última parte del libro es quizás la más llamativa, porque quieres saber cómo va a acabar. Te esperas que Wiston acabe con el Partido, pero nada de eso. Es torturado y le lavan el cerebro, lo que da una visión tremendamente pesimista lanzando así una crítica a todo régimen totalitario y dando a entender que no hay escapatoria en una sociedad de esas características.

Creo que como acercamiento al género de la distopía es de obligada lectura, puesto que es un clásico, una de las primera novelas distópicas. Y en general, me ha gustado, sobre todo por el mensaje que trasmite de que el totalitarismo no es una buena idea.

Elena Llorente

Soy escritora y profesora. Actualmente, escribo novela romántica y me gusta aportar RESEÑAS Y CRÍTICAS LITERARIAS sobre todo tipo de novelas. También me interesa mucho la INTELIGENCIA EMOCIONAL y en este blog encontrarás muchos artículos divulgativos sobre el tema😊 Por último, otro de mis proyectos es el de RESUMIR EL TEMARIO DE OPOSICIONES DE LENGUA Y LITERATURA, que tengo a la venta en este blog. 🤓👍 Temas resumidos y listos para estudiar que te ahorran tiempo y esfuerzo. Gracias por pasarte por el blog. Si puedo ayudarte en algo, escríbeme. Feliz día ❤️