Mis lecturas

Resumen completo de «Persiguiendo a Silvia» de Elísabet Benavent

By  | 
Elísabet Benavent

Persiguiendo a Silvia es la primera novela de una bilogía que sigue en Encontrando a Silvia. Su autora, Elísabet Benavent, escribe novela erótica y ya la había reseñado antes por su saga Valeria.

En el caso de Valeria nos encontrábamos ante una copia de Sexo en Nueva York y ahora estamos ante una copia de 50 sombras de Grey, pero a la española.

Persiguiendo a Silvia – Resumen completo

Silvia empezó una relación tóxica con su jefe, Álvaro, cinco años mayor que ella. Él mantenía la relación en secreto, no quería que nadie del trabajo se enterase, así que se veían a escondidas. La atracción sexual era demoledora, así que con el tiempo acabaron formalizando la relación, pero seguían llevándola en secreto. A él le gustaba el sexo duro y a ella también. Él decía que había dos tipos de chicas, unas son para sexo y otras para novia. Y Silvia no sabía muy bien si ella podría estar en el grupo de las novias, pero era su deseo. Él tenía tres fantasías, la primera era hacerlo por detrás, la segunda hacer un trío con otra mujer y la tercera violar a su pareja.

Silvia recibe continuos desplantes por parte de Álvaro, le da una de cal y otra de arena. Además, se avergüenza de ella porque él es muy pijo y ella es más de barrio. Silvia decide probar por detrás como regalo de cumpleaños para su novio y lo hacen, de lo cual sale satisfecha. Pero en otra ocasión él la viola y ella se enfada. Sin embargo, sigue con él, porque él dice que es la mujer de su vida, aunque es incapaz de decir «te quiero», dos palabras impronunciables para Álvaro, pero que le gusta oírlas en boca de Silvia.

Álvaro lleva a Silvia a una fiesta de Navidad en la que le presenta a su madre y a su hermana. Silvia se siente incómoda ante los desplantes durante la fiesta y el colmo llega cuando oye cómo la madre la desprecia sin que Álvaro la defienda. Silvia y Álvaro discuten y él admite que podría haberla defendido pero que no lo hizo porque piensa igual que su madre, cree que Silvia no es para una relación seria. La deja.

Al poco tiempo Álvaro se echa novia, pero sigue deseando a Silvia. Se acuestan juntos y justo llega la nueva novia de Álvaro, Silvia destapa el pastel y la nueva novia deja a Álvaro. Depués, Silvia quiere seguir con su vida sin él, pero aún le ama.

Su amiga Bea quiere ir de viaje a Ibiza, así que Silvia pide el lunes libre, Álvaro se lo da a regañadientes y antes de que se vaya se acuesta con ella para marcar territorio. En la isla, Silvia conoce a Gabriel, un músico rico y famoso. Conectan y Silvia le cuenta sus problemas amorosos con Álvaro. Antes de coger el avión, Silvia olvida su móvil en el coche de Gabriel.

Estando en el trabajo, le llega el paquete con el móvil, dentro hay un vibrador y una carta de Gabriel. Comienzan así una amistad, se mensajean, se llaman, hasta que Gabriel visita Madrid y quedan. Hacen una fiesta de pijamas para chicas, pero en la que están los dos solos. Se sienten atraídos pero no quieren tener sexo porque así no estropean su relación de amistad.

Álvaro está celoso y mantiene relaciones sexuales con Silvia de nuevo. Ella lo quiere, pero él la deja definitivamente, porque en realidad no le gusta como compañera de vida. Gabriel invita a Silvia a viajar a Los Ángeles. Álvaro le pide a Silvia que cuando vuelva retomen su relación, porque está celoso. Silvia viaja a Los Ángeles, allí se lo pasa genial con Gabriel. Una noche salen y con la locura del momento se casan en Las Vegas. No es un matrimonio al uso, ha sido una locura. Pero Gabriel le dice que realmente la quiere. Ella duda, porque cree que va de mal en peor, ya que Gabriel tampoco parece muy estable y equilibrado.

Silvia vuelve a Madrid como la mujer de Gabriel, la prensa se hace eco. Álvaro le dice que investigue en Internet sobre su marido y ella descubre que se quiso suicidar y que ha tenido relaciones con hombres. Le pide explicaciones a Gabriel y este le dice que fue en su época oscura y que él es un alma libre que no cree en el amor, pero que ahora, al conocerla, se siente seguro y quiere tenerla a su lado, que es la primera persona con la que conecta y que no está con él por interés. Le ofrece trabajo como su asistente musical. Ella no sabe qué hacer, no sabe si le quiere. Él la quiere, se lo dice y le ofrece todo su dinero, que ella rechaza porque no quiere que nadie piense que se vende. Él la invita a unos premios. Gabriel recibe un trofeo y delante de todo el auditorio le pide matrimonio, por segunda vez, a Silvia. Ella accede muy emocionada.

Decide quedarse con Gabriel. Fin.

Lo que me gusta y lo que no me gusta

Me ha gustado la manera en la que se relata la historia, ya que va alternando capítulos del presente con capítulos del pasado. La novela empieza cuando Silvia ya lo ha dejado con Álvaro y hace un viaje a Ibiza donde conoce a Gabriel. A partir de ahí en los capítulos sobre el pasado va contando momentos de su relación con Álvaro y cómo evolucionó. Al mismo tiempo vamos viendo cómo evoluciona su relación con Gabriel, los celos de Álvaro y la indecisión de Silvia.

Tiene momentos graciosos y simpáticos.

No me ha gustado que se repita la palabra «bragas» cada cinco líneas. Durante toda la novela, Silvia va más salida que el pico de una mesa. Todo el tiempo habla de lo guapos y sexis que son Álvaro y Gabriel, es agotador. Y además, las escenas de sexo son de más de cinco páginas y muy explícitas.

Por otro lado, en general, tiene un lenguaje grosero y vejatorio, que tampoco me gusta. Y que sus fans podrían calificar de directo y mundano.

Pero lo que menos me gusta es la visión que da de la mujer. La única aspiración de la protagonista es tener pareja. ¿Hola? Estamos en el siglo XXI. Además, va de mente abierta sin serlo. Personaje denigrante para la mujer donde los haya. Es predecible teniendo en cuenta que es una copia de 50 sombras de Grey. Álvaro es Grey y Silvia es Anastasia. Ambas tienen el mismo dilema, quieren ser amadas por un hombre que no puede amarlas, el problema no es que se enamoren del hombre equivocado, el problemas es que permitan que ese hombre las pisotee y aún pidan más matraca. En cuanto al personaje de Gabriel, vaticino que en la segunda parte saldrá la peor cara de Gabriel y que Silvia se dejará pisotear de nuevo hasta que ya le de por quererse a sí misma, pero hasta entonces habrá mucho sexo.

Entiendo que las lectoras de este tipo de novelas buscan mucho sexo, descripciones explícitas y lenguaje barriobajero. Creo que para gustos, los colores. Pero si tiene éxito, será porque a la mayoría de lectoras les gusta. No es mi caso, ya que prefiero historias con un mensaje constructivo y que no dejen en tan mal lugar a la mujer.

Elena Llorente

Soy escritora y profesora. Actualmente, escribo novela romántica y me gusta aportar RESEÑAS Y CRÍTICAS LITERARIAS sobre todo tipo de novelas. También me interesa mucho la INTELIGENCIA EMOCIONAL y en este blog encontrarás muchos artículos divulgativos sobre el tema😊 Por último, otro de mis proyectos es el de RESUMIR EL TEMARIO DE OPOSICIONES DE LENGUA Y LITERATURA, que tengo a la venta en este blog. 🤓👍 Temas resumidos y listos para estudiar que te ahorran tiempo y esfuerzo. Gracias por pasarte por el blog. Si puedo ayudarte en algo, escríbeme. Feliz día ❤️