Mis lecturas

Resumen completo de «Tampoco pido tanto» de Megan Maxwell

By  | 
Megan Maxwell

Megan Maxwell es una escritora española residente en Madrid y, como ella misma explica en su página web, escribe diferentes géneros: chick lit, contemporánea, medieval, time travel y erótica.

La novela que nos ocupa hoy es un mezcladillo de todos esos géneros, exceptuando el medieval, ya que incluye una mujer echa a sí misma (chick-lit), trata problemas sociales de actualidad (contemporánea), los personajes no paran de viajar (time travel) y hay sexo explícito (erótica).

Tampoco pido tanto – resumen

Carolina es la protagonista de esta novela romántica, una mujer pluriempleada, que reside en Londres y que trabaja de bailarina y de azafata de vuelo, porque son sus dos pasiones. Además, es buena ciudadana, buena amiga, buena hermana, buena hija y , como se verá, buena amante y buena pareja. La mujer perfecta, ¿cómo no se va enamorar Daryl de ella? Carolina, en su tiempo libre, rescata perros de la calle y les busca una familia que los cuide. Tiene sus propios perros, que le cuida su vecina, cuando ella trabaja.

Por otro lado, tiene una familia muy peculiar. En Italia viven: su madre (que mantiene una relación con un hombre 25 años menor que ella), su abuela (que come galletas de marihuana, es roquera y motera), su abuelo (un alemán, apodado el Playboy, que mantiene una relación liberal y abierta con su mujer), su hermano Adam (que es transexual, nació siendo mujer, pero se siente hombre) y Analisa (la hermana mayor, católica y conservadora, que no soporta las extravagancias de su familia). La otra parte de la familia la tiene en España. Su padre Manuel es un troglodita, maltratador, al que Carolina llama «el Donante». Asimismo, en España, Carolina tiene otra hermana (por parte de padre) llamada Vera (es gordita y tiene poca autoestima por culpa del padre, pero se va a casar con Raúl, un hombre que la quiere y la protege).

La novela empieza con Daryl participando en una orgía. Daryl es un inglés estirado y adinerado que trabaja como comandante de vuelo. Carolina le conocerá porque es el hermano de su amiga Lola. Carol le cuenta a su amiga que necesita ir a Venecia a ver a su familia y Lola lo organiza para asegurarle un hueco en el avión de su hermano. Además, ese mismo día, la abuela de Daryl le echa las cartas y le augura que va a conocer a una mujer que va a representar un tsunami en su vida. A partir del momento en que Carol y Daryl coinciden en ese vuelo, sienten una gran atracción sexual. Daryl la invita a cenar y la lleva a un restaurante exclusivo, solo para socios de un club swinger (de intercambio de parejas). Daryl se ve sorprendido por la espontaneidad de Carolina y por su aire despreocupado, y le atrae porque no está acostumbrado a que una mujer se muestre tal y como es. Carolina siente la atracción, pero no quiere empezar nada con él, porque es el hermano de su amiga y no quiere que Lola lo pase mal. Así que le rechaza en varias ocasiones. Hasta que finalmente se lían y se dan cuenta de que hay algo muy especial entre ellos. En una de sus citas, lo hacen en el coche mientras otras personas los miran y Carolina descubre que le gusta que la miren mientras practica sexo. Cuando se dirigían al apartamento de Daryl, Carolina ve a un perro desvalido y en vez de irse a practicar sexo con Daryl, como tenían pensado, se van a la perrera a salvar al cachorro, al que llaman «Bombón». Daryl descubre que le enternecen los perros.

A pesar de que lo pasan tan bien juntos, Carolina le dice que no pueden seguir viéndose, por lo de Lola. Daryl no lo entiende, ya que es un motivo muy estúpido. A todo esto, en su viaje a Venecia, Carolina le propone a su hermano Adam que se vaya a vivir con ella a Londres para evitar tensiones con su hermana Analisa. Daryl y Carolina están un tiempo sin verse, pero pensado el uno en el otro. Vuelven a coincidir en un viaje a Las Vegas, en el que Daryl conoce a la expareja de Carol, un boxeador llamado Bastian padre del hijo que perdieron por muerte súbita. Bastian ha rehecho su vida y acaba de tener un nuevo hijo. Carolina y Daryl se enrollan, pero de nuevo ella pone la misma excusa para que dejen de verse.

Llega el momento para Carolina de viajar a España y ayudar a Vera a elegir su vestido de boda, pero en la tienda discriminan a su hermana por gorda y Carolina salta en su defensa y cancela la compra del vestido. Solo quedan 3 días para la boda y Vera no tiene vestido. Carolina hace unas llamadas y consigue una cita con un gran diseñador, pero tienen que viajar a Londres. Sin más salidas, decide pedirle a Daryl que la ayude. Este se traga el orgullo y cede, porque siente algo por ella. Vera consigue su vestido y celebran una fiesta en la que también está Daryl, pero hay otra mujer acompañándole. Carolina se da cuenta de que lo necesita y se lo cuenta todo a Lola, que se sorprende de que ella fuera el motivo por el cual lo había dejado con su hermano. Anima a Carolina a ir a por él y ella decide seducirle, pero él, dolido como está, se retira y se va a su casa. Carolina cree que todo está perdido entre ellos.

Llega el día de la boda de Vera, y Daryl aparece allí para sorprender a Carolina. Se revelan el amor que sienten el uno por el otro, pero deciden que van a ir despacio, que son solo amigos con derecho a roce. Carolina se abre y le cuenta lo del bebé que perdió. Tras la boda, Carolina había quedado con una pareja de amigos homosexuales en Tenerife y Daryl la acompaña. Allí entran en un club swinger. Al principio, Carolina se siente un poco intimidada, porque es su primera vez, pero Daryl le dice que no harán nada que ella no quiera. Están muy excitados y entran a un reservado, Daryl le pregunta si quiere que les miren y ella acepta. Un hombre entra en la habitación y al rato, Carolina le pide que se acerque. Hacen un trío y lo pasan de maravilla. Sienten que les ha unido la experiencia.

Al día siguiente, parten para Venecia (un viaje que Carolina ya tenía previsto). Allí Daryl conoce a la extravagante familia de Carolina y no paran de ocurrir cosas comprometedoras: se enteran de que Analisa está emabarazada del padre del novio de su madre, Daryl come unas galletas de marihuana y se le va la olla, Adam y Carolina se pelean con unos tipos que previamente le habían pegado una paliza a Adam por ser transexual y Daryl acaba con el ojo morado. Tras ello, Daryl se disgusta muchísimo y Prisca, la madre de Carolina, tiene una conversación con él en la que le dice que Carolina, desde que perdió a su bebé, se volvió el doble de protectora con su familia y que necesita a un hombre que la cuide, que hacen muy buena pareja y que no la deje escapar. Daryl se enternece, pero falta lo peor, se coloca en la fiesta de cumpleaños de la abuela con ron de marihuana y acaba haciéndose un tatuaje de un avión con corazones en el brazo. A la mañana siguiente, Daryl está muy enfadado y decide dejar a Carolina y volver a Londres. Una vez en Londres la echa muchísimo de menos. Carolina por su parte, acepta la pérdida y prepara una excedencia para irse a Hawai de vacaciones, ya que es un lugar que siempre quiso visitar. Cuando se mete en el avión con Adam para volver a Londres, encuentra dentro a toda su familia y a todos sus amigos. Es una sorpresa que había preparado Daryl para demostrarle su amor. Daryl le entrega un ramo de flores blancas, se arrodilla y le pide matrimonio. Tampoco pide tanto. Fin.

Lo que más me ha gustado y lo que menos

Lo que más me ha gustado es el inicio de la novela, porque empieza con un capítulo bomba, en el que ya te mete de pleno en una orgía y me quedé a cuadros. Y en los capítulos sucesivos presenta a la protagonista de una manera simpática, que me gustó.

A partir de ahí, es la novela romántica más aburrida que he leído hasta ahora (Puedes ojear todos mis artículos sobre novela romántica AQUÍ.).

Lo que no me ha gustado, en primer lugar, es que la protagonista es Teresa de Calcuta, pero moderna. Que sea un intento de novela chick-lit, no significa que tengan que aparecer en escena todos los problemas sociales que existen (perros desvalidos, transexualidad, maltrato, baja autoestima, muerte súbita del lactante…) y que Carolina sea la mujer maravilla, que soluciona los problemas de los demás y es perfecta (bailarina, azafata, buena amiga, buena hija, buena amante…). A mí un personaje así, no me llega.

Por otro lado, el personaje de Daryl es una especie de Huhg Grant buenorro que nunca ha amado a nadie, pero que se enamora de alguien opuesto a él. El mito de los opuestos se atraen pretende dar pie a momentos chistosos, por el contraste que hay entre la idiosincrasia de Daryl y la extravagante personalidad de los familiares de Carolina y de la propia Carolina. Como idea no está nada mal, pero en mi opinión, el personaje de Daryl es muy plano, muy predecible, y no me ha gustado.

Otra cosa que no me ha gustado es que la novela está narrada en tercera persona y, acostumbrada ya al narrador autobiográfico, diría que pierde fuerza la historia. El uso del estilo indirecto libre es menos eficaz que el monólogo en este tipo de novelas. Se empatiza mucho más si te lo cuentan en primera persona.

Y para finalizar, la parte erótica de la novela deja mucho que desear. El primer capítulo anuncia fuegos artificiales, pero luego los protagonistas son unos ñoños.

Es una autora de mucho éxito, imagino que tiene novelas mucho mejores que esta. Sin embargo, en este caso no ha sido de mi agrado, se me ha hecho larga y las escenas románticas, divertidas o eróticas no me han parecido creíbles ni especialmente interesantes.

Elena Llorente

Soy escritora y profesora. Actualmente, escribo novela romántica y me gusta aportar RESEÑAS Y CRÍTICAS LITERARIAS sobre todo tipo de novelas. También me interesa mucho la INTELIGENCIA EMOCIONAL y en este blog encontrarás muchos artículos divulgativos sobre el tema😊 Por último, otro de mis proyectos es el de RESUMIR EL TEMARIO DE OPOSICIONES DE LENGUA Y LITERATURA, que tengo a la venta en este blog. 🤓👍 Temas resumidos y listos para estudiar que te ahorran tiempo y esfuerzo. Gracias por pasarte por el blog. Si puedo ayudarte en algo, escríbeme. Feliz día ❤️