Autoconocimiento

Cuerpo y presente

By  | 

Nos estamos dando cuenta de la variedad de opciones que tenemos al alcance para hacer la práctica de mindfulness. Y la siguiente, la del cuerpo, es una de las más utilizadas y recomendadas. En inglés es llamada Body Scan y su traducción más habitual en español es la de Reconocimiento Corporal.

  1. Túmbate boca arriba en una superficie cómoda pero no demasiado blanda (puedes probar la cama pero si te provoca demasiada somnolencia es desaconsejable, pues no realizarás la práctica con atención). Una colchoneta de yoga en el suelo es una buena opción. También es recomendable una almohada para apoyar la cabeza y
    otra debajo de las rodillas, para que las lumbares no sufran.
  2. Empieza la práctica de atención plena notando el cuerpo en su totalidad. Notando el peso de todo el cuerpo en contacto con la superficie en la que te encuentras tumbado.
  3. Pon ahora la atención enfocada en la respiración. Observa atentamente el movimiento que provoca la inspiración y la expiración en el abdomen. Mantén la atención con curiosidad en el movimiento rítmico que crea el aire entrando y saliendo. Como si lo observaras por primera vez.
  4. Lentamente traslada la atención hacia los dedos del pie izquierdo, siéntelos. Nota sensaciones, temperatura…Y a continuación siente el resto del pie. El contacto del tobillo con el suelo o colchoneta. Ve subiendo la atención hacia la pierna, la rodilla, el muslo y la nalga. Y baja la atención hasta los dedos del pie derecho, sintiéndolos. Y a continuación siente el resto del pie derecho. Ve subiendo la atención consciente hacia la pierna, la rodilla, el muslo y la nalga.
  5. Sitúa la atención en la parte baja de la columna vertebral, notando sensaciones en ese punto. No visualices, no pienses en ese punto de tu cuerpo, intenta solo sentir lo que te está transmitiendo esa parte del cuerpo en ese preciso instante, en el presente.
  6. Sube lentamente la atención por toda la columna vertebral hasta llegar a los hombros. Date cuenta de la respiración e intenta que con la próxima inspiración y expiración los hombros suelten tensión.
  7. Mueve tu atención ahora hacia la parte frontal del cuerpo, hacia el abdomen. Déjala allí mientras sientes el movimiento del abdomen provocado por la respiración.
  8. Recuerda, si aparecen pensamientos que te distraen de la práctica, sencillamente pon de nuevo la atención en la parte del cuerpo que estamos trabajando, sin más, sin culpabilizarte en ningún momento, pues el ejercicio de darse cuenta del despiste y enfocar de nuevo la atención es tan efectivo como mantenerla de forma constante en el objeto de meditación.
  9. Ve subiendo la atención hacia el pecho, sintiendo el efecto de la respiración en la caja torácica. En los lados, en la espalda subiendo y bajando, en la parte frontal date cuenta del ritmo y siéntelo.
  10. Dirige ahora tu foco de atención hacia las cervicales y seguidamente la parte posterior de la cabeza y mantenla aquí durante unos instantes. Notan sensaciones, peso, la superficie en la que tienes la cabeza apoyada.
  11. Traslada la atención a la cara y siente la frente, los ojos, las mejillas, la boca. Y finalmente acerca la curiosidad a la nariz, donde puedes seguir la respiración durante el espacio de tiempo que quieras.
  12. Lentamente ve dando por terminada la práctica formal moviendo los pies, las piernas, los brazos, incorporándote lentamente. Primero colócate sobre un costado, con la rodillas semi-dobladas y, poniendo las manos en el suelo, a la altura del pecho, siéntate. De esta manera no forzarás la espalda. Observa como está ahora tu cuerpo, si lo notas igual o diferente después de la práctica. No lo tienes por qué notar diferente. Lo que sientas está bien.

Escribo este blog con la intención de difundir temas de inteligencia emocional, ya que considero de gran importancia para el ser humano tener una buena educación emocional. Además, soy profesora de educación secundaria y madre de dos preciosos hijos. Me encanta poder ayudar con este blog y con el canal de YouTube a todos aquellos que quieren entenderse un poco mejor a sí mismos, entender a los demás y crear un mundo mejor. Ahora también encuentra mis meditaciones guiadas en mi nuevo canal de YouTube PURO ZEN.