Autoconocimiento

Orígenes y síntomas del estrés

By  | 

El estrés se origina por causas como presión en el trabajo o en los estudios,
dificultades de pareja o familiares, problemas económicos, demasiadas actividades en el día a día, dificultades con los hijos o grandes cambios en la vida -cambio de trabajo, traslado, enfermedad, defunción de alguien muy próximo-. Pero muy a menudo las causas no tienen origen externo sino interno y son la preocupación constante, el pesimismo, el pensamiento rígido, la falta de flexibilidad, la actitud del todo o nada, el perfeccionismo, el ponerse metas poco realistas y un constante diálogo interno negativo.


Los síntomas del estrés se pueden identificar, en nosotros mismos y en los demás a distintos niveles.

A nivel emocional identificamos que alguien está estresado cuando:
• Tiene sensación constante de agobio, de falta de control sobre todo.
• No consigue relajarse y calmar la mente.
• Tiene una autoestima extremadamente baja.
• Hay señales de depresión y ansiedad.
• Se frustra y se pone de mal humor con mucha facilidad.
• Tiende a evitar a los demás.

A nivel físico, identificamos que alguien está estresado cuando:
• Tiene la energía muy baja.
• Sufre dolores de cabeza o migrañas.
• Sufre trastornos digestivos como dolor de estómago, diarrea, estreñimiento y nauseas.
• Sufre dolor muscular en la espalda, hombros o cervicales.
• Padece insomnio.
• Nota dolor en el pecho y tiene palpitaciones.
• Se resfría y coge infecciones frecuentemente.
• Ha perdido el deseo sexual.
• Está habitualmente nervioso, los oídos le silban y las manos están frías o
sudorosas.
• Tiene la boca seca y dificultad para engullir alimentos.
• Aprieta recurrentemente la mandíbula o rechina los dientes.
• Sufre problemas dermatológicos como eczema.

A nivel cognitivo, identificamos que alguien está estresado cuando:
• Está constantemente preocupado.
• La mente le produce constantemente pensamientos rápidos y preocupantes.
• Se olvida de las cosas y está desorganizado.
• Ve solo la parte negativa de todo lo que le rodea.
• Tiene dificultades para concentrarse.

A nivel de comportamiento, identificamos que alguien está estresado cuando:
• Varía el apetito de manera extrema sin razón aparente.
• Evita responsabilidades y aplaza trabajos.
• Está a menudo ausente del trabajo.
• Tiene comportamiento agresivo.
• Abusa del alcohol, las drogas o el tabaco.
• Muestra comportamientos nerviosos como morderse las uñas y mover
constantemente una o ambas piernas al estar sentado.

Escribo este blog con la intención de difundir temas de inteligencia emocional, ya que considero de gran importancia para el ser humano tener una buena educación emocional. Además, soy profesora de educación secundaria y madre de dos preciosos hijos. Me encanta poder ayudar con este blog y con el canal de YouTube a todos aquellos que quieren entenderse un poco mejor a sí mismos, entender a los demás y crear un mundo mejor. Ahora también encuentra mis meditaciones guiadas en mi nuevo canal de YouTube PURO ZEN.