Blog personal

Cómo evitar los atracones durante la dieta

By  | 

Si estás leyendo este artículo es porque te ha pasado como a mí, estabas haciendo dieta y de repente, te la has saltado. Ahora te sientes culpable, porque has comido más de la cuenta y probablemente alimentos prohibidos, con exceso de azúcar y grasa.

Llevaba una semana a dieta, controlando lo que comía, pero llegó un cumpleaños infantil de mi hija de 5 años. Antes de ir, me dije que no comería nada allí, pero al cabo de unas horas, me levanté a por un trozo de tortilla. He de decir que no me di un atracón, pero sí que comí tortilla, queso y tarta de chocolate con nata montada. En fin, más calorías de las que se supone debería ingerir en la cena.

Al llegar a casa no comí nada más y al día siguiente me sentía bien, pero me dormí un poco hinchada. No porque hubiera comido grandes cantidades, simplemente me sentía hinchada.

Al día siguiente, no sentí remordimientos. Me costó un poco más volver a controlar mi voluntad. Mi hija me dijo que no quería unas galletitas y me vinieron ganas de comérmelas yo, pero las aparté y tomé mi desayuno sano. A medio día, durante la comida, comí mi plato de ensalada de garbanzos mientras ellos comían pollo strogonoff (con nata y mostaza), y lo llevé bien. Mi hija tomó un heladito de postre y me contuve. Así que sigo bien encaminada.

Mi conclusión es que cuando te sales de la dieta:

  • No comas en exceso: come de lo que te apetece, pero no en grandes cantidades.
  • No te sientas culpable: al día siguiente podrás seguir con tu dieta, un capricho de vez en cuando no hace daño. Te mereces esa pequeña recompensa, Procura que sea una vez a la semana o cada quince días. Si lo necesitas, es mejor dejarte llevar en ese momento puntual.
  • No te rindas: ya sabes que hacer dieta no es fácil, habrá días que quieras tirar todo por la borda. No lo hagas. Continúa con tu objetivo. Si te caes, te levantas. Si fallas un día, no implica que hayas fracasado. No existe el fracaso, solo gente que tira la toalla. Si te das una nueva oportunidad, abres un mundo de posibilidades.

Recuerda: es un camino largo y difícil, pero cuando llegues a tu peso ideal habrá valido la pena, y como lo habrás hecho poco a poco y a partir de un cambio de hábitos, te será más fácil mantener tu nuevo peso sustentándolo en tus nuevos hábitos saludables.

No te rindas.

Escribo este blog con la intención de difundir temas de inteligencia emocional, ya que considero de gran importancia para el ser humano tener una buena educación emocional. Además, soy profesora de educación secundaria y madre de dos preciosos hijos. Me encanta poder ayudar con este blog y con el canal de YouTube a todos aquellos que quieren entenderse un poco mejor a sí mismos, entender a los demás y crear un mundo mejor. Ahora también encuentra mis meditaciones guiadas en mi nuevo canal de YouTube PURO ZEN.