Relaciones de pareja

Si haces esto, ahuyentarás al hombre que te gusta

By  | 

si te quejas en exceso…

Cuando una mujer se queja de lo que el hombre no le da, lo que consigue es animarle a que siga sin dárselo. Una cosa es explicarle que algo no te cuadra o dar tu opinión, eso está bien si se lo explicas con respeto y confías en que ha captado el mensaje. Lo que hay que evitar, seas hombre o mujer, con los reproches. Si la persona que tienes como pareja ve por tu forma de actuar que no te está haciendo feliz, entonces empezará a desilusionarse. Así que no le insultes, ni busques culpables ni saques trapos del pasado… si le quieres tienes que mostrar aceptación dentro de lo razonable.

Procura que cuando estés con tu pareja paséis tiempo de calidad. Es cierto que a veces es difícil debido al trabajo y a la vida cotidiana, pero no descargues tu mal humor con él, no es un saco de boxeo, es la persona con la que quieres relajarte y estar a gusto. Obsérvale, empatiza y si tienes que solucionar algún problema de pareja espera al momento oportuno, en la intimidad, y plantea una solución o un plan para que las cosas mejoren.

si vas demasiado deprisa…

¿Quieres una relación formal? ¿Quieres tener hijos? ¿Estás saliendo con alguien más? ¿Crees en el matrimonio? ¿Te gustaría vivir en pareja? Son preguntas que no hace falta hacer en la primera cita, porque no se trata de analizar un artículo que está a la venta. En conocer a una persona se tarda tiempo, mínimo de tres meses a un año y esas cosas es mejor descubrirlas a partir del comportamiento del chico en cuestión que preguntándolas directmente, porque él puede pensar que vas demasiado deprisa, en su mente podrás leer “¿me acaba de conocer y ya está pensando en matrimonio?”. Y automáticamente pasarás a la categoría de “mujer inconveniente”. Recuerda, los hombres adoran la soltería, no por lo que estás pensando… no la adoran por el hecho de que así pueden estar con muchas mujeres, apenas tienen oportunidades, en general, pasan más tiempo en hobbies y en el trabajo que interactuando con mujeres, lo que realmente adoran de la soltería es la “LIBERTAD”… que nadie les controle, no tener una mamá/novia que les agobie.

Por eso es tan importante que dejes las preguntas de ese tipo para cuando ya hay entre vosotros una mayor confianza.

si eres demasiado competitiva…

En general los hombres son muy competitivos entre sí, así que lo ven como una cualidad masculina. Si tú, de repente, llegas y empiezas: “yo soy capaz de cambiar una rueda de coche, no necesito a un hombre para nada. Tengo mi propio sueldo, soy una mujer independiente bla bla bla”, el hombre va a ser menos atento contigo, porque en vez de ser su damisela en apuros, te conviertes en su rival en el ring. No hay nada de malo en saber cambiar una rueda, ni en tener un super trabajo, ni en ser una mujer independiente, pero lo feo es alardear de ello como si tuvieras algún complejo y necesitaras ocultarlo. A ver, si un hombre ve que puedes arreglártelas sola perfectamente, no va a ser atento contigo… prefiere una damisela en apuros a la que cuidar o una muñeca a la que llevar y traer y a la que solucionarle los problemas, quieren sentirse valiosos.

A ti no te cuesta nada, solo no alardees sobre aquello de lo que eres capaz, sé humilde, y verás cómo el hombre será más atento contigo. Siendo humilde acaricias el ego del hombre que es mucho más frágil que el de la mujer por una sencilla razón. A nosotras nos han permitido expresar las emociones desde pequeñas, si llorábamos los adultos decían, “qué mona, ven que te consuelo, ea ea”, pero si lloraba un niño le decían “venga, hombre, no seas nenaza”… Ok, es lo más machista que existe… pero ¿ocurría o no? Bueno pues simplemente quiero que te des cuenta de que los hombres en general esconden más sus emociones, porque han sido educados para no mostrarlas tanto como lo hacen las mujeres. Si eres humilde ante él, sentirá que tiene algo que aportarte y eso hará que su ego se hinche y estarás acariciando su frágil autoestima. En el fondo, sabes que tienes instinto maternal, y te gusta abrazar ese pequeño ego masculino y decirle, “qué bien hace todo mi niño, ay”. Pues es un poco eso, darle a entender que te encanta lo que sabe hacer, será más efectivo que darle a entender que sabes hacer todo lo que él hace, igual o mejor. Y esto también vale para los hombres, hinchad un poco el ego de vuestras mujercitas, decidles lo bien que hacen lo que hacen y lo felices que sois por ello… porque un piropo a tiempo, te arregla el día.

 

Fundadora y editora de Emociones Básicas.