comunicación

7 beneficios de expresar las emociones

By  | 

La palabra “emoción” tiene su origen etimológico en la palabra latina emotio, que a su vez provendría del verbo emovere compuesto del prefijo e- (desde) y la raíz movere (mover). Por lo tanto, dentro de su significado está la idea de movimiento, de acción y, en definitiva, de sacarnos de nuestro estado y transformarnos.

Existen una serie de beneficios asociados a el hecho de expresar las propias emociones. Tanto si te sientes alegre como si estás triste o enfadado, expresar la emoción te proporcionará algo positivo:

1. Te separas de la emoción

Si sientes enfado o tristeza y se lo cuentas a alguien o te permites exteriorizar lo que sientes, encontrarás un nuevo punto de vista en tu interlocutor y estarás soltando parte de la carga que la emoción te causaba. Eso hará que te distancias y la percibas de un modo más realista.

2. Facilita la prevención y resolución de conflictos

Si estás enfadado y no lo dices, estarás reprimiéndote y posiblemente acabes acumulando más y más enfado hasta que un día explotes y arrases con todo a tu alrededor, soltando el enfado de manera descontrolada. Si detectas que estás enfadado, es preferible que afrontes la situación y lo soluciones en el momento. Si te callas, corres el riesgo de que la situación se vuelva a repetir y vuelvas a enfadarte. A veces reprimimos las emociones porque creemos que no seremos comprendidos o tomados en cuenta, ya que las situaciones y relaciones sociales suelen tener un elevado grado de complejidad. Sin embargo, si no lo intentamos no estaremos avanzando hacia la comunicación y el entendimiento. Hablando se entiende la gente, puede que necesites pocas o muchas palabras, pero si no te explicas, tampoco solucionarás el problema.

3. Tomas consciencia de las distorsiones

Al expresar tus emociones y observarte a ti mismo al hacerlo, podrás analizarte y averiguar si tu reacción es exagerada o se corresponde con la realidad. Si quieres saber cómo solemos distorsionar la realidad, tienes la información en este enlace.

4. Puedes conectar con tus necesidades

Al expresar tus emociones, podrás descubrir o preguntarte qué estás necesitando. Quizás necesitas defenderte de algo o necesitas más confianza en ti mismo… Las emociones te dan pistas sobre lo que necesitas para sentirte bien, gracias a ellas sabes lo que te gusta y lo que no te gusta, lo que te hace un bien y lo que te perjudica, etc. Así que expresándolas, podrás escucharte a ti mismo.

5. Te ayuda a comprender la emoción

Si expresas tus emociones, podrás encontrar el origen de las mismas y contextualizarlas. Pronto te darás cuenta de por qué están ahí y eso te ayuará a entender mejor tu situación actual y a buscar soluciones si lo necesitas.

6. Puedes recibir comprensión y apoyo de otros

Además, expresar tu emoción, hace que los demás se compadezcan de ti y quieran ayudarte. Eso no es nada malo, ya que los seres humanos somos seres sociales que necesitamos la ayuda y el apoyo de los demás. Es solo que si no demuestras lo que sientes, nadie podrá ofrecerte su apoyo. Encontrar un hombro sobre el que llorar es en ocasiones la opción más terapéutica, así que no la evites.

7. Das salida a la tensión

Y finalmente, al expresar tu emoción la estás soltando y haciendo que el dolor, el enfado o el miedo que sientas salga de tu cuerpo, toda esa carga se diluye, ya sea llorando, gritando, o saltando.

También pasa lo mismo con las emociones positivas, ya que tienes derecho a expresar toda tu alegría, siempre y cuando no te alegres de la desdicha de otros, claro está. Expresar toda tu alegría ante algún acontecimiento beneficioso de tu vida te permitirá soltar toda la tensión y sentirte relajado y en plenitud.


Collage 2015-08-25 09_36_53

Fundadora y editora de Emociones Básicas.