Mindfulness

10 ejemplos de mindfulness

By  | 

Ya he explicado en post anteriores qué es el mindfulness y cómo practicarlo. Sin embargo, mi intención es que te quede muy claro, por eso, a continuación, te voy a exponer 10 ejemplos de momentos del día en los que puedes realizar una práctica de mindfulness y te explico en qué consistiría.

1# mientras conduces

Muchas veces conducimos de casa al trabajo y del trabajo a casa en automático. De repente, nos damos cuenta de que teníamos la cabeza en otra cosa, una parte de nuestro cerebro está atenta a los reflejos de la carretera, pero la mente está pensando en nuestros problemas o quehaceres del día. ¿Qué tal si, por un día, pruebas a no dejar que tu mente divague mientras conduces?

Es tan sencillo como observar lo que tienes alrededor (la carretera, los demás coches, el cielo, el horizonte, el salpicadero, el entorno por el que conduces), también puedes sentir el volante bajo tus manos y acariciarlo, puedes sentir el aire acondicionado sobre tu cara, poner atención a los sonidos que salen de la radio y a los que vienen de fuera, escuchar tu respiración, percibir los olores que provienen del ambientador o del cruasán que te has comprado ese día o pasarte la lengua por los labios y percibir el tacto y sabor de tus labios.

Te darás cuenta de que estás gozando el momento presente. Los pensamientos sobre el pasado o el futuro déjalos para otro momento, posponlos.

Esto es muy efectivo en los atascos. En vez de pensar: “oh, no, llego tarde al trabajo, me espera una buena… bla  bla bla”, concéntrate en lo que estás haciendo, que es simplemente esperar a que el tráfico fluya. No puedes hacer nada para forzar las cosas, solo puedes adaptarte a ellas, aceptarlas. Vas a llegar tarde igualmente, te tortures o no, así que hoy haz mindfulness… y mañana sal 5 minutos antes de casa para que no te vuelva a pasar.

2# en la ducha

¿Cuántas veces nos duchamos pensando en todo menos en que nos estamos duchando? Estamos tan ensimismados que confundimos el gel con el champú…

¿Qué tal si te concentras en cómo el agua recorre tu cuerpo? Puedes sentir cada milímetro de tu piel, si lo deseas. Aprovecha para convertir la ducha en un momento de absoluto placer. Antes de embadurnarte con el gel, huélelo, absorbe todo lo que puedas su esencia… sonríe… relaja tu rostro… cierra los ojos si lo deseas…

También puedes observar el agua o las baldosas, el grifo… puedes observar tu mano en contacto con el agua, escuchar cómo varía el sonido del agua según muevas tu mano o según la zona que recorre el líquido, puedes sentirla fría o caliente…

Simplemente utiliza los 5 sentidos mientras te duchas: la vista, el olfato, el oído, el gusto y el tacto.

3# mientras friegas

No pienses en nada, solo observa lo que estás haciendo. El fregar ya no será lo mismo. Coge los platos como si fueran objetos valiosos que vieras por primera vez en tu vida, inspecciónalos como si fueras un arqueólogo en busca de indicios. Siente el agua fría o caliente sobre tus manos. Siente la esponja en contacto con tu piel, rugosa, áspera, esponjosa… siente el olor del lavavajillas, disfruta del tacto del jabón en tus manos… observa cómo se disipa la suciedad y los cacharros quedan brillantes… respira lentamente disfrutando cada inspiración y cada exhalación, mueve tu cuerpo como si se tratara de una coreografía, siente las plantas de tus pies, acomoda tu cuerpo para estar lo más cómodo posible… sóplate el flequillo, mójate la cara…

Tú solo estate presente mientras haces lo que haces.


Cualquier momento del día, cualquier actividad cotidiana, es perfecta para hacer mindfulness. 4#Mientras lees puedes observar el contorno de las letras, la calidad de las páginas, el olor del papel… 5#mientras preparas las comida, puedes observar el color de los alimentos y utensilios, sus dibujos y relieves, su tacto… puedes percibir los oleres de la cocina, escuchar los sonidos que se producen al cocinar… 6#mientras cocinas, puedes notar los vapores del hervido en tu cara o tus manos, puedes dejarte embriagar por los olores y sabores que percibes, como si los descubrieras por primera vez, puedes ponerte el delantal como si se tratara del ritual japonés del té, con lentitud, presencia y paciencia, sintiendo la tela en tus manos, la presión en tu cintura, la cinta en tu nuca… 7#mientras trabajas, detente a sentir el boli en tu mano, las teclas bajo tus dedos, el tacto de tus dedos al fregarte las manos, el pelo que roza tu cara, haz tu trabajo con los 5 sentidos… 8#mientras esperas el autobús, escucha el sonido de los coches al pasar, y de la gente de tu alrededor, intenta averiguar qué dice una persona que está en la acera de enfrente solo leyendo sus labios, percibe dónde tienes puestas las manos, siente tu cuerpo a ver si te duele algo, por ejemplo, y cambia de postura lentamente haciendo equilibrio hasta estar realmente cómodo… 9#mientras te lavas los dientes, el sabor de la pasta, el movimiento de tu muñeca, el tacto del cepillo sobre tus encías y sobre tus dientes (cambia, ¿verdad?), el agua al enjuagar tu boca, tu rostro frente al espejo, haz una mueca, una sonrisa…

10# … elige tu momento mindfulness

Collage 2015-08-25 09_36_53

Fundadora y editora de Emociones Básicas.

  • terapia de pareja

    Así es, el mindufulness, puede ser un estilo de vida, donde vivas consciente de ti en la realidad y vivas al máximo tu vida, más allá de los estereotipos. Tal es la importancia de este tema que nosotr@s, lo implementamos en terapia de pareja, como una herramienta valiosísima para la vida en la pareja y la comunicación.
    Conozcan nuestra plataforma en: http://www.terapiadepareja-df.com.mx/

  • Elena Llorente

    Muchas gracias, sin duda me pasaré por tu página para informarme, un saludo