Vivir en positivo

La receta de la felicidad

By  | 

Hoy os presento un plato muy codiciado en todo el mundo y que hará las delicias de los más selectos paladares. Se trata de un plato saludable y muy recomendable para todos.

Ingredientes:

  • Optimismo, 150 g.
  • Amabilidad, 50 ml.
  • Perdón, 1 ud.
  • Aceptación, 200 g.
  • Gratitud, 360º

Preparación:

Para empezar batimos los 150 g. de optimismo hasta lograr una actitud curiosa y creativa, que nos permita ser resolutivos y elegir, de manera consciente, focalizarnos en aquello que nos gusta y nos hace crecer.

A continuación le añadimos, con un cacito, los 50 ml. de amabilidad y removemos con ternura  y cariño, logrando una consistencia esponjosa, que se acerca a la actitud de servicio con un@ mism@ y con los demás.

Entonces, separamos el perdón del resentimiento y echamos en la mezcla solo el primero, de ese modo nos quedará una masa sin heridas abiertas y mucho más compasiva. El perdón es indispensable para que luego nos quede un plato libre de desilusiones y totalmente sano.

Finalmente, añadimos poco a poco, para que no se corte, a cucharaditas, los 200 g. de aceptación. En cada cucharadita hay un poquito de paz y flexibilidad, nos vamos dando cuenta de que hay cosas que no podemos controlar, que no todo puede salir como queremos que salga, y empezamos a cambiar lo que se puede cambiar, mientras que dejamos de frustrarnos ante aquello que no podemos cambiar.

A continuación, vertemos toda la masa en un molde y lo agradecemos a 360º, así lograremos que la masa suba satisfecha de lo que ha conseguido hasta ahora, en vez de hundirse y quejarse por lo que no tiene.

pan-de-molde-receta-felicidad

Al final, nos quedará un plato estupendo, que une pensamiento, emoción y comportamiento de manera consciente y a conciencia. La felicidad hay que trabajársela, pero si sigues bien la receta, te quedará para comérsela.


Collage 2015-08-25 09_36_53

Escribo este blog con la intención de difundir temas de inteligencia emocional, ya que considero de gran importancia para el ser hunano tener una buena educación emocional. Además, soy profesora de educación secundaria y madre de dos preciosos hijos. Me encanta poder ayudar con este blog y con el canal de YouTube a todos aquellos que quieren entenderse un poco mejor a sí mismos, entender a los demás y crear un mundo mejor.