Regulación emocional

Juegos para desarrollar el autocontrol

By  | 

Saber gestionar las emociones y regularlas es una de las facetas más importantes de la vida, ya que nos permitirá pensar antes de actuar y así reflexionar y actuar conscientemente. La infancia es un jardín por cultivar y el mejor momento para plantar bellas flores y árboles que den su fruto en la edad adulta. ¿Y qué mejor método para ello que el juego? Jugar es la mejor manera de aprender.

Estos juegos te permitirán trabajar el autocontrol con niños:

1. el lazarillo

  • Objetivo: lograr una confianza suficiente para que se pueda dar la colaboración.
  • Materiales: pañuelos o vendas para tapar los ojos.
  • Desarrollo: la mitad del grupo tiene los ojos vendados. Están agrupados de dos en dos (un ciego y un guía). Los guías eligen a los ciegos sin ser identificados. Durante unos minutos los lazarillos conducen a los ciegos, después de un rato, se cambian los papeles. Los nuevos guías vuelven a elegir a su ciego sin ser vistos. Después se hablará de los sentimientos que cada niño ha tenido.

 

2. aros musicales

  • Objetivo: tener en cuenta los sentimientos de los demás a la hora de actuar. reconocer y responsabilizarse de los propios actos. Establecer normas consensuadas.
  • Materiales: aros de psicomotricidad y un equipo de música.
  • Desarrollo: para comenzar a jugar, los participantes se agrupan por parejas, colocándose cada una dentro de un aro de psicomotricidad. Cuando suena la música cada pareja se desplaza por la habitación bailando dentro de su aro. cuando para la música, cada pareja se tiene que juntar con otra y colocarse juntos en el interior de los dos aros (uno encima del otro, funcionan como uno solo). El juego continúa hasta que el mayor número de participantes esté dentro del único aro. Es importante que exista una coordinación de movimientosentre las personas que están dentro de un mismo aro a la hora de moverse, no sólo por la idea de cooperación sino también por el dominio del propio cuerpo.

 

3. las abejas trabajadoras

  • Objetivo: confiar en uno mismo.
  • Materiales: objetos varios.
  • Desarrollo: un@ de l@s niñ@s sale de la habitación mientras los otros eligen un objeto: un cuadro, un reloj…  Al incorporarse el niño que salió, el grupo imitará el ruido de las abejas: «bzzz, bzzz…», aumentando la intensidad si se aproxima al objeto seleccionado y disminuyendo si se aleja de él. Cuando lo adivine, se repetirá el juego con otro niño.

 

4. el semáforo

  • Objetivo: aprender a controlar los sentimientos y los impulsos.
  • Materiales: tres globos pequeños por cada niño: uno rojo, otro amarillo y otro verde.
  • Desarrollo: Sentamos a los niños en círculo y les entregamos a cada uno un globo rojo, otro amarillo y otro verde. Comenzamos una charla con l@s niñ@s sobre sus rabietas: cómo reaccionan cuando se enfadan, por qué y si consiguen algo así. Les decimos que lo mejor que podemos hacer cuando nos enfadamos, en lugar de patelear, es explicar qué es lo que queremos y por qué. Vamos a ponerles situaciones que puedan provocarles enfado (por ejemplo, que quieran algo y no se lo compren, que quieran jugar con un juguete con el que quiera jugar otro niño…) y preguntamos cómo reaccionan ellos en esos casos. Pedimos a un niño que responda a una situación. El resto de los alumnos deberán valorar su reacción con los globos en función de si se ha parado a pensar e intenta razonar (globo verde), si dice algo que indique que se empieza a enfadar (debemos complicarle el caso para que reaccione), en este caso, los demás deberán mostrar los globos amarillos, que indican percaución, o si grita y patalea, en este caso, los demás mostrarán los globos rojos indicando «stop». Y diremos entre todos como se podría reaccionar en estos casos.

5. los contrarios

  • Objetivo: conocer, expresar y controlar los sentimientos propios. Tener en cuenta los sentimietnos de los demás a la hora de actuar.
  • Materiales: dos gorros de papel  confeccionados por ellos mismos.
  • Desarrollo: un jugador coge los dos sombreros de papel y va a ofrecer uno a un jugador de su elección. A partir de ese momento, el elegido debe efectuar los gestos exactamente contrarios realizados por el primer jugador. Si éste se pone el sombrero, el otro tiene que quitárselo. Si ríe, el otro tiene que llorar; si el conductor se pone el sombrero atravesado, el otro tiene que ponérselo en el sentido de su largura. Si el segundo jugador comete un error, es eliminado y entrega su sombrero al conductor, que elegirá a otro jugador. Si no comete ningún error en un periodo corto de tiempo, se convierte en ganador y pasa a ser conductor y coge el otro sombrero para ir a ofrecérselo a otro niño.

ninos-jugando-en-plena-naturaleza

Juegos para desarrollar la autoestima y el autoconocimiento AQUÍ.

Juegos para ddesarrollar la automotivación AQUÍ.

Juegos para desarrollar la empatía, AQUÍ.


Collage 2015-08-25 09_36_53

Escribo este blog con la intención de difundir temas de inteligencia emocional, ya que considero de gran importancia para el ser humano tener una buena educación emocional. Además, soy profesora de educación secundaria y madre de dos preciosos hijos. Me encanta poder ayudar con este blog y con el canal de YouTube a todos aquellos que quieren entenderse un poco mejor a sí mismos, entender a los demás y crear un mundo mejor. Ahora también encuentra mis meditaciones guiadas en mi nuevo canal de YouTube PURO ZEN.