Vivir en positivo

Educar sin miedos y con sentido del humor

By  | 

¿Nos tomamos la maternidad y la paternidad demasiado en serio? Lo cierto es que si preguntas a alguna madre o padre sobre sus hijos, comprobarás que en muchas ocasiones te responden con frases de angustia y preocupación, te explican lo difícil que es educar a los hijos, criarlos, incluso aguantarlos…

Carles Capdevilla nos recuerda que podemos hablar de nuestros hijos con alegría, prestarle atención a lo bueno en vez de a lo malo y usar el sentido del humor.

Es verdad que educar a los hijos es una misión difícil, pero no imposible, qué mejor opción que divertirnos haciéndolo. Encontrar un equilibrio entre el hecho de que tenemos en nuestras manos lo más importante del mundo y el hecho de que hay que ponernos a ello sin miedos y sin complejos, con naturalidad.

comer-chucherias_zybgd

Capdevilla pone el ejemplo de aquellos padres que, cuando su hijo pequeño les pide una piruleta, van y le echan un sermón “Tenemos que hablar, tu padre y yo hemos decidido de mutuo acuerdo que esta piruleta no tiene los nutrientes necesarios para tu desarrollo y nos sabe mal privarte de este placer momentáneo, cuando seas mayor lo entenderás…” y el niño: “mamá, ¿qué trauma tienes con la piruleta? Soy un niño, los niños vamos señalando cosas con el dedo y necesitamos un adulto espontáneo, feliz y tranquilo que nos diga sí o no, pero rápido”. Capdevilla, que tiene un gran sentido del humor, dice que el niño pensará “si por una piruleta me monta este lío, cuando quiera ir a la discoteca, hará un congreso extraordinario de psiquiatras”.

Somos humanos, además de padres, podemos equivocarnos, contradecirnos, tomarnos alguna licencia… es importante saber decir que no, pero con gracia.


Collage 2015-08-25 09_36_53

Fundadora y editora de Emociones Básicas.